Nuestros productos Helados Artesanos

Helados Artesanos

El proceso de fabricación poco ha cambiado desde hace casi un siglo, se sigue hirviendo la leche junto con el azúcar, mantequilla, turrón, chocolate, canela o demás materias primas, dependiendo de la clase de helado que queramos obtener, antiguamente se hervía en una olla y una persona movía constantemente los ingredientes con el fin de que la leche no se pegara, mientras otra añadía los ingredientes, luego se dejaba reposar y enfriar para proceder a su mantecado.

El Mantecado. Se llama así a la acción de enfriar mientras se bate la mezcla hasta obtener una crema fría y consistente.

Esto se hacia en unas heladeras de madera en cuyo interior había una cuba cilindrica de metal menor que otra más grande en la que se encajaba, entre cuba y cuba se ponía hielo, la cuba menor iba fijada en vertical a unos engranajes provistos de una manivela, la cual hacía girar la cuba, con lo cual mientras una persona hacia girar la manivela para que la cuba diera vueltas con la mezcla (la cual ahora llamamos mix) otra persona con una pala de madera despegaba la mezcla de las paredes conforme se iba enfriando.

Actualmente, todo esto se simplifica con maquinas que si bien hacen las mismas funciones, a Dios gracias van a luz y no manualmente.

Y si el proceso de fabricación sigue siendo el mismo, los ingredientes tampoco han variado, nuestros helados siguen fabricándose a diario con los mismos ingredientes naturales que antaño lo cual hace de ellos un alimento sano y nutritivo, recomendado para niños y ancianos por su alto contenido en calcio.



Así mismo tenemos que destacar la horchata natural de chufa, además de otros granizados de frutas, por ser un sustituto ideal para las personas que no toleran la leche, al igual que un buen regulador intestinal muy recomendado en la Comunidad Valenciana para problemas intestinales tan usuales en verano.